Lugares de Mexico
 
 


Pinos

De Vetas, Velas y Tunas:
El pueblo minero de Pinos

(Estado de Zacatecas)

Sea cual fuere su punto de partida -el Estado de Zacatecas, de Aguascalientes o de San Luís Potosí- el viajero que se dirige al pueblo de Pinos tiene que internarse en el desierto del Gran Tunal.
El Gran Tunal, la antigua morada de los huachichiles, se caracteriza por una escasa vegetación de altos yucas y espinosos matorrales y unas inmensas llanuras, de las cuales emergen de tanto en tanto, como islas, unas mesetas rocosas. En el este del triángulo delimitado por las capitales de los tres estados, se encuentra la Sierra de Pinos, y en una de sus laderas, el pueblo del mismo nombre, construido en el lugar donde fueron descubiertas las primeras minas de oro y plata, a unos 2700 metros de altura.

Pinos, una etapa importante del Camino de la Plata o Camino Real de Tierra Adentro conectando la ciudad de México con Santa Fe, fue fundado el 12 de febrero de 1594 bajo el nombre de “Real de Nuestra Señora de la Purísima Concepción de Cuzco y Descubrimiento de Minas que llaman de la Sierra de Pinos”. Cambió varias veces de nombre en el transcurso de la historia y llegó a nuestra época bajo el sencillo nombre de Pinos, recuerdo de los bosques que cubrían la sierra y cuya madera fue usada en la fundición de los metales.

En 2005, la poetisa Amparo Dávila describía Pinos, su pueblo natal, como “un viejo y frío pueblo con un pasado de oro y plata y un presente incierto de minas y tiros abandonados … Situado en la ladera de una montaña y como rodeado de nubes, parece algo irreal con sus altas torres, las calles en pronunciado declive y largos y estrechos callejones”. Aunque no es un pueblo fantasma, Pinos sigue suscitando en sus visitantes esta sensación de irrealidad que recalca la poetisa. Quizás por su extraño emplazamiento entre cielo y tierra, quizás por el viento que recorre permanentemente sus calles -helado y húmedo en la mañana, tibio y cargado de los olores del desierto en la tarde-, quizás por las nubes que a menudo invaden y silencian sus calles; o quizás también, por las ruinas románticas de sus haciendas que parecen salidas de algún grabado del siglo XIX.

El Pinos actual -con sus 8000 habitantes- está dividido en tres barrios: el centro, el barrio de la Cuadrilla, y el barrio de Tlaxcala.

El Centro concentra los monumentos principales alrededor de tres jardines, la Plaza de Armas, el Jardín de las Flores con sus altos portones porfirianos y el Jardín Benito Juárez. El lado norte de la Plaza de Armas está ocupado por el templo y el convento de San Francisco. El templo, un edificio sencillo y elegante, alberga la imagen religiosa más venerada de la región, un Cristo curiosamente denominado Nuestro Padre Jesús. El patio del convento ha sido objeto hace poco de una restauración cuidadosa: las pinturas de los arcos y de las columnas han sido reconstituidas con los mismos pigmentos naturales utilizados por los artistas indígenas del siglo XVII. Le hace frente del otro lado de la Plaza la parroquia de San Matías, cuya edificación empezada al final de siglo XVII nunca fue concluida. Presenta unos detalles arquitectónicos interesantes: una fachada muy barroca de piedra rojiza y unos dibujos de personajes y animales fantásticos hechos de “piedras rejoneadas” en sus paredes exteriores, muy parecidos a los que se encuentran en la región de Puebla (por ejemplo la Casa del Diablo en San Luís Tehuiloyocan). Los antiguos portones, la torre del reloj y el kiosco rodeado de bancos de hierro colado terminan de componer la imagen perfecta de un zócalo mexicano del siglo pasado, el escenario ideal para cualquier película “histórica”.

Un paseo por las calles que rodean el centro permite descubrir las ruinas de unas haciendas mineras -como la Hacienda Grande y su acueducto- donde se beneficiaba el mineral extraído de las minas del Barrio de la Cuadrilla, casonas del siglo XIX, antiguas tiendas (La Brisa en una esquina de la Plaza de Armas), grandes mesones así como mil detalles decorativos que reflejan la riqueza pasada del pueblo: claves de arco esculpidas, rejas de ventanas y barandillas de balcones de hierro forjado, clavos de puerta de bronce representando animales fantásticos… Los cipreses que adornan las principales calles, recuerdo de los pinos desaparecidos de la Sierra, resisten con valentía a los crudos inviernos que golpean el pueblo.

El barrio de la Cuadrilla, situado en la parte alta del pueblo, fue la zona principal de explotación minera. Todavía subsisten las ruinas de varias haciendas mineras y sus altas chimeneas, como la Hacienda de la Purísima, de San Ramón, de la Candelaria o del Tiro General. La Cuadrilla era también un barrio alfarero hasta el principio del siglo pasado. Hoy en día, la familia Lara Limones perpetua la tradición con modelos antiguos -los pinos de cerámica destinados a los altares de Dolores- o con creaciones propias.

Desde el punto más alto de la Cuadrilla, se descubre el Gran Tunal en toda su extensión. Durante el día parece deshabitado, pero las luces que se encienden al caer la noche revelan la presencia de muchas comunidades compartiendo sus tierras inhóspitas.

El tercer barrio, El Barrio de Tlaxcala, del otro lado del arroyo, fue fundado por indígenas tlaxcaltecas -provenientes del Señorío de Quiahuixtlan- quienes llegaron con los españoles y les ayudaron a pacificar los huachichiles, mediante la “paz de compra”: alimentos, herramientas y ropa a cambio del abandono de las armas. El barrio se construyó alrededor del templo dedicado a la Inmaculada Concepción, una sencilla Ermita al principio, reemplazada al final del siglo XVIII por el edificio que existe ahora. Los descendientes de los primeros pobladores han conservado algunas de las tradiciones de su lugar de origen: así se explica la decoración de piedras rejoneadas en la Parroquia o los bailes de Matlachines que acompañan todas la festividades.

El Barrio de Tlaxcala, el “barrio mitotero” de Pinos, tiene fiestas religiosas todo el año pero la más esperada es la Fiesta de los Faroles, que se celebra sin interrupción desde el año 1601. Don Juan Marín Álvarez supervisa desde hace varias décadas su organización y la decoración de la calle principal del barrio con los tradicionales faroles -unas sencillas estructuras de maderas forradas de papel de china de todos colores- y las cazuelas de sebo que se colocarán en las azoteas y balcones de la calle principal del barrio.
Click aquí para ver todas las fotografías
Bookmark and Share Mapa de Pinos Traza tu Ruta Comentario a Lugares de México

Las festividades empiezan los primeros días de diciembre y culminan el 8, día de la Inmaculada Concepción, con misa, procesión y baile de matlachines desde temprano en el atrio de la iglesia. Los matlachines marcan el paso con sonajas y golpean rítmicamente las piedras del pavimento -hasta blanquearlas- con las suelas de sus zapatos, hechas de varías laminas de hierro. En la tarde, la imagen de la Inmaculada Concepción recorre las calles de todo el pueblo, seguida por una cabalgata que reúne jinetes de todas las comunidades del desierto. Cuando cae la noche, la luz suave de los faroles ilumina las fachadas de las casas antiguas y las caras de los niños esperando su turno para comprar golosinas y atoles tradicionales. La gente del barrio, del pueblo y de las comunidades recorren la calle antes de juntarse frente a la Parroquia donde presenciarán los juegos pirotécnicos y compartirán el tradicional baile. La Fiesta de los Faroles, sencilla y auténtica, ha conservado un sabor de otros tiempos, un sabor ya desaparecido en muchos pueblos.

Un paseo a Pinos sería incompleto sin una visita a unas de las 12 haciendas del municipio, esparcidas por el Gran Tunal. Surgieron poco después de la fundación del Real por la necesidad de abastecerlo en alimentos y animales para el beneficio de los metales. Muchas de estas haciendas se convirtieron en el transcurso del siglo XVIII en haciendas mezcaleras; algunas -como La Pendencia- siguen produciendo un excelente mezcal. Vale la pena visitar, entre otras, la Hacienda de la Trinidad con su extraña chimenea -versión zacatecana del zigurat mesopotámica-, la Hacienda del Espíritu Santo que perteneció al obispo Joseph Miguel Gordoa y Barrios o la Hacienda de San Nicolás de Quijas Escalante. Existen en el municipio varios sitios arqueológicos y pinturas rupestres: en el cañón del Duraznillo cerca de la comunidad de La Cuesta de San Martín o en los cerritos de Potrero y de Dolores.

Pinos se despertó recientemente de un largo sueño. Durante la semana, sus calles se llenan de estudiantes y habitantes de las comunidades del municipio. Durante los fines de semana, los reemplazan los visitantes y viajeros quienes llegan cada vez más numerosos a descubrir el pintoresco pueblo. El pueblo está apostando para su desarrollo al turismo: ha presentado en febrero de 2008 su candidatura al Programa turístico "Pueblos Mágicos". Y es parte del Real Camino de Tierra Adentro a través de dos sitios -el pueblo mismo y la capilla de la Hacienda de San Nicolás de Quijas Escalante- el cual ha sido presentado en 2009 por el gobierno mexicano a la UNESCO para su inscripción en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Sin embargo, no se puede descartar un resurgimiento de la actividad minera: recientemente, una empresa canadiense anunció su interés en explotar una veta de oro en las minas de El Dorado, a unos escasos 8 Km. del pueblo.

Cómo llegar:

-En carro particular: En la carretera Zacatecas - San Luís Potosí, desviarse a la altura del cruce de la Trinidad en dirección de la hacienda de la Pendencia y Pinos (26 Km).
-En la carretera Aguascalientes - San Luís Potosí, desviarse a la altura de Ojuelos en dirección de Pinos (50 Km.).
-En transporte colectivo: Desde San Luís Potosí: Salen de la Central camionera los autobuses de la empresa de transportes Unicen cada hora para Pinos.
-Desde Zacatecas: La empresa de transportes Guadalupe tiene corridas de las 6 a las 21 horas.

Dónde dormir y comer:
Hotel Santa Cecilia Tel: 01(496) 86 400-73.
Hotel y restaurante Quinta San Luís, al lado de la Plaza de Toros. Tel: 01(496) 86 400-08.
Hotel y restaurante Don Julián Tel: 01(496) 86 405-14.

Datos de interés:
-Turismo Municipal de Pinos: Convento de San Francisco. Tel: 01(496) 86 401-42 y 86 400-82. Da también informaciones sobre la visita de las Haciendas. Tiene interesantes publicaciones sobre la historia y los monumentos del pueblo.
-Fiesta de los Faroles: 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.
-Cerámica: Familia Lara Limones. Calle Constitución. Barrio de la Cuadrilla.
-Museos: Museo de Arte Sacro: Magnífico conjunto de pinturas coloniales. Sótano de la Parroquia de San Matías. Se visita previa cita.
-Museo comunitario IV Centenario (1591-1991): Historia del pueblo. Esquina de las calles Juárez y Morelos.
-Planta de tratamiento de tunas: En la carretera que conduce a la comunidad de La Victoria, se encuentra la planta Inprotuna que desespina y comercializa cerca de 5,000 toneladas de tunas entre los meses de julio y octubre. Tel: 01(496) 965 62-44.
-Camino Real de Tierra Adentro (CRTA): Un fideicomiso ha sido constituido recientemente por los Estados que cruzaba el CRTA: Hidalgo, Querétaro, Jalisco, Aguascalientes, San Luís Potosí, Durango, Chihuahua y el Estado de México con el fin de proteger y restaurar los bienes muebles e inmuebles de los 60 sitios de la ruta que han sobrevivido a lo largo de sus 1,600 Km.

Referencias Bibliográficas:
-Una sierra y un pinar. Monografía municipal de Pinos (Zacatecas). Catálogo de sitios Arqueológicos de Pinos (Zacatecas). Isidro Aparicio Cruz.

- De las mieles al mezcal. Haciendas y ranchos mezcaleros en Pinos (Zacatecas) 1890-1930. Margíl de Jesús Canizales Romo. Colegio de San Luís. 2008.

- Aproximación a la arquitectura religiosa de las Haciendas del semidesierto pinense. M. Alejandro Sifuentes Solís. Universidad Autónoma de Aguascalientes, Instituto Municipal de Cultura. 2005.

Referencias:
Secretaría de Turísmo de Zacatecas.
Gobierno de Pinos.
Camino Real de Tierra Adentro.

Texto Anne Bonnefoy
Fotografía Anne Bonnefoy

Todos los Derechos Reservados © 2011-2014
Última actualización de información: Febrero 2010

Estación Catorce San Cristóbal de Las Casas
Descubre nuevos destinos / Donativos / Quiénes somos / Contacto / Códigos de ética del viajero / Enlaces

Terminos, Condiciones y Privacidad. Todos los Derechos Reservados Lugares de México. 2014 ©
Este sitio se ve mejor con el navegador Safari